• 0
imagen 3

Category : Sin categoría

LAS MENTIRAS DEL TPP

“El TPP solo es un tratado comercial y no se preocupa de otras materias”.

El TPP es más que un tratado comercial de intercambio de bienes y servicios y de desgravamen arancelario. Por ejemplo, este TLC se ocupa de materias de propiedad intelectual y de internet, ignorando y dejando fuera del juego a foros internacionales –más transparentes y participativos– que se preocupan de estas materias como la OMPI (Organización

El TPP no solo reescribe los tratados de libre comercio ya existentes, sino que también acuerdos internacionales, y se inmiscuye en el detalle de las reglas internas en las más diversas materias

imagen 3

“El TPP entregó herramientas de  transparencia pues informó a todas las partes interesadas”.

El TPP es un acuerdo económico que se negoció en secreto y donde organizaciones de la sociedad civil y público en general solo tuvieron acceso al texto de dos modos: gracias a las filtraciones de Wikileaks; y una vez que ya estaba cerrado el texto de la negociación, sin posibilidad de modificación alguna.

Como el secretismo y la poca transparencia es impresentable en el mundo de hoy, los países involucrados fijaron en general dos formas de “transparencia”:

En las ciudades donde se producían las negociaciones, a veces las partes interesadas podían hacer presentaciones para los negociadores. El problema era cómo acceder a los países donde se hacían las negociaciones para organizaciones de la sociedad civil con un mínimo de tiempo de aviso (Brunei, limitad o (y sin tener acceso al texto).

Chile implementó una versión reducida de “Cuarto Adjunto”. Este es un mecanismo de asistencia a las negociaciones cuando se están produciendo, un espacio donde los negociadores de los países pueden ir a consultar a especialistas de las partes interesadas (entre ellas, sociedad civil). Chile implementó con ese nombre una serie de reuniones informativas, asincrónicamente a las negociaciones, sin mostrar el texto (salvo en el último año, y en inglés) y sin transparentar las posiciones de los países

imagen 4

“Nadie tuvo acceso a los textos del TPP, solo los negociadores. Eso es una medida de seguridad que impide lobbies inapropiados”.

Como ha sido denunciado en varios reportes en los 5 años de negociaciones, la industria de Estados Unidos sí tuvo acceso privilegiado a los textos y, por tanto, a influir desproporcionadamente. Leer hoy el poder que tienen estas empresas con el texto final del TPP también lo demuestra.

“Los tratados de libre comercio siempre han sido secretos y así debería continuar”.

Una cosa es la reserva en la información y otra cosa es la falta de transparencia y nula participación. Ambas cosas son falsamente mostradas como opuestos cuando perfectamente pueden habilitarse mecanismos para que convivan armoniosamente.

Los tratados de libre comercio afectan a comunidades enteras y éstas deberían conocer a tiempo qué se está jugando en su futuro; y en un mundo que cada día más empuja por terminar con la corrupción y las malas prácticas políticas, los gobiernos deberían ser los primeros en implementar mejores prácticas para este tipo de negociaciones. El TPP, preocupantemente, va en dirección contraria y marca un hito de opacidad para los futuros TLC, que es simplemente inaceptable, y que se ve agravada por la cantidad de aspectos extraños al comercio que fueron acordados en el tratado.

imagen 5

“Hay estudios especializados que sustenten la decisión del gobierno de Chile de firmar el TPP”.

Lamentablemente no existen estudios que demuestren qué gana Chile con el TPP. En el Congreso, el Ministro Heraldo Muñoz dijo que existían estudios que avalaban el positivo impacto económico para Chile con el TPP. Derechos Digitales, mediante una solicitud de transparencia, pidió tener acceso a los estudios mencionados por el Ministro, ninguno de los cuales fue realizado por ni enfocado en Chile.

Es más, con el tratado ya firmado –y como DIRECON confirmó públicamente– recién se encargó un estudio de este tipo y del que todavía no se conocen los resultados, lo que a esta alturas no parece tener tanto sentido como si se hubiese realizado con anticipación, de modo que la sociedad completa pudiera tener más claros los beneficios y costos de un acuerdo como este.

imagen 6

“La gente que se opone al TPP solo responde “ideológicamente” a la izquierda política”.

Más allá de modelos de desarrollo que se compartan o no, el TPP –como tratado de libre comercio– es preocupante en amplios frentes para personas que no se identifican con la izquierda:

Conveniencia económica: Por ejemplo, Chile ha firmado TLC con todos los países y los beneficios tienden a ser marginales o nulos. El retraso de los estudios del impacto por parte de DIRECON no ayudan a pensar distinto.

Amenaza a libertades individuales, como derechos de expresión, de acceso al conocimiento y la privacidad.

Da un desmedido poder a las empresas norteamericanas, dejando en posición de desmejora a Chile y a nuestro sector privado.

No responde a estándares modernos de transparencia que den garantías de un proceso sin corrupción.


Leave a Reply